Publicado en Calidad del Servicio, consumidor, Diferenciacion, Director de Tienda, Estrategia, Estudio de Mercado, retail, Tiendas

Hacer mercado ¿Qué tan fácil o difícil puede ser?

Lo fácil o difícil que se le haga a un cliente hacer su mercado en tu tienda depende estrictamente de ti y de la definición de tu tipo de negocio o formato, analizando el resultado de tu estudio de mercado y todas las variables allí especificadas, lo que ofrecen tus competidores y lo que desean los clientes de dicha zona.

Los gustos de los clientes son diversos y por lo tanto será muy difícil complacerlos a todos, hay algunos que les gusta la cercanía para poder realizar sus compras diarias de lo más básico, hay algunos que prefieren tiendas no muy grandes para no demorarse mucho haciendo su mercado, hay otros que las prefieren grandes porque disfrutan de tener muchas alternativas a la mano, lo esencial es brindarle lo que necesite el cliente a quien hayas definido como tu cliente objetivo. Esa orientación es básica por que hace que  tus esfuerzos se concentren en un solo fin y que no termines disparando para todos lados y al final termines no pegándole a nada.

Desde mi punto de vista y mi experiencia en el medio, creo que hay unos aspectos esenciales y básicos para todos los tipos de negocios y que debes tener muy presentes para que la experiencia de este sea gratificante.

  1. Parqueaderos: Es nuestro primer contacto con la tienda, debe ser de muy fácil acceso, con suficientes cupos disponibles (ahora hay un sistema de luces rojas y verdes con sensores que te indican si hay espacio disponible o no), bien señalizado, buena iluminación, que si te bajas del carro sepas hacia dónde dirigirte para acceder al piso de ventas y que luego al regresar sea fácil identificar donde lo dejaste y por último algo súper importante que sea GRATIS, hoy muchos centros comerciales, por no decir todos, han convertido el parqueadero en otro negocio más.
  2. Carros Autoservicio: Aseados, limpios, suficientes, en buenas condiciones, alineados, bien ubicados, a la mano y de todos los tipos posibles (para niños, para compras pequeñas, para mercados grandes, para personas discapacitadas), canastillas.
  3. Circulación: Pasillos despejados, sin obstrucciones, bien señalizados, con buena iluminación, amplios.
  4. Productos: Sin agotados básicos, bien marcados, sin vencimientos, adecuados en tamaños, referencias y precio para tu tipo de clientela.
  5. Puestos de pago: Suficientes, abiertos, aseados, con empacadores, con suficiente cambio para billetes de alta denominación, con personal ágil y
  6. Medios de pago: Con todas las facilidades de pago disponibles en el mercado, recibo de tarjetas débito, crédito, bonos, cheques, divisas extranjeras, etc.
  7. Cambios de Mercancía: Sin obstáculos, ágiles, sin dificultades, con personal autónomo, que pueda tomar decisiones.

En mi caso particular, en nuestra familia, preferimos un supermercado pequeño, con no muchas referencias pero si con las marcas que preferimos, lo cual nos permite una compra rápida y de todo lo básico, ubicado muy cerca del hogar y con buen servicio y excelente precio, no necesitamos más.

La diversidad de formatos hoy existentes en el mercado te brinda, como consumidor, muchas opciones para que termines escogiendo tu preferido o tus preferidos, porque es de saber que también encontramos clientes que les gusta comprar los productos perecederos en un sitio y los no perecederos en otro, alternativas no faltan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s